Ocho barrios denuncian que sufren balsas de agua repetidamente

El comienzo de la temporada de lluvias provoca las primeras inundaciones y las quejas de los vecinos que las sufren cada año.

El lunes pasado llovió en Badajoz. Cayeron 15,2 litros por metro cuadrado en cuatro horas y los bomberos tuvieron que rescatar tres vehículos que se habían quedado atrapados en una balsa de agua en la Urbanización Guadiana. También hubo inundaciones en Suerte de Saavedra, Sinforiano Madroñero, la Circunvalación o Ciudad Jardín. Es una escena que se repite en la capital pacense cuando hay precipitaciones, especialmente al inicio de la temporada.

Las balsas de agua afectan a vías de toda la ciudad, aunque hay ocho barrios donde el problema se repite habitualmente y cuyos vecinos están cansados de ver sus calles convertidas en piscinas. Las zonas más afectadas son, además de la Urbanización Guadiana, Suerte de Saavedra, Valdepasillas, Ciudad Jardín, San Roque, El Progreso, el Cerro de Reyes y Las Vaguadas.

La peor época

Hoy y mañana la Agencia Estatal de Meteorología prevé nuevas lluvias y en muchas de estas zonas pueden repetirse los problemas. Las balsas son más comunes en otoño porque las hojas de los árboles que caen en muchos casos tapan los sumideros. Sin embargo muchos vecinos aseguran que el problema también se da cuando no hay vegetación y creen que la red de aguas no está preparada para asumir las precipitaciones fuertes.

En el casco urbano hay 500 kilómetros de tuberías. Aqualia, con camiones especiales, realiza limpiezas de forma periódica, pero los atascos continúan. En esos casos la única solución es que acudan los bomberos con una bomba para achicar agua de la balsa, como ocurrió este puente en la Urbanización Guadiana.

Bien lo sabe el presidente de la Asociación de Vecinos de este barrio, Joaquín León, que explica que la avenida Federico Mayor Zaragoza, la que une el polígono El Nevero con el Puente Real, es el punto más problemático.

También destaca que suele haber problemas de tráfico porque se inunda la rotonda de acceso entre el puente y la avenida de Elvas. «Cuando se atascan los sumideros, cae agua y se producen las balsas», añade León.

También conoce bien el problema Matilde Pineda, vecina de Suerte de Saavedra. «Yo he sacado el coche por la calle y el agua saltaba como olas, casi más altas que el propio coche. Pensé que se quedaba parado». Habla de una de las inundaciones que sufrió la avenida Antonio Hernández Gil, una vía principal en su barrio.

José Miguel Morales vive en La Banasta y, a diario, para ir a su trabajo, debe atravesar la rotonda de la carretera de Valverde. «Hay días que es una verdadera piscina. Siempre se forman charcos, pero he visto atascos de coches enormes porque no se podía usar uno de los carriles», se lamenta este vecino. En Padre Tacoronte y la Carretera de Campomayor también temen a las balsas. En este caso el mayor problema es que hay mucho tráfico y la avenida que conecta Las 800, El progreso o El Gurugú se colapsa.

Las inundaciones también son muy habituales en San Roque, especialmente en la Ronda Norte y en la calle Santo Cristo de La Paz, el tramo de la carretera de Sevilla entre la carretera de Madrid y el Puente de San Roque. Pilar Marín vive cerca. «A veces se ve el camión limpiando los imbornales, pero no hay año que no se formen balsas o charcos enormes. Tenemos que dar toda la vuelta porque el agua se sube a la acera y no se puede ni caminar». Este problema también se ha repetido en varias ocasiones en la avenida María Auxiliadora, donde las inundaciones también han llegado a afectar a las aceras.

Cerca de allí está otro de los barrios donde más veces acuden los bomberos por balsas de agua que dificultan el tráfico. Se trata de Valdepasillas. Los problemas suelen producirse en las rotondas de la avenida Sinforiano Madroñero. «No hace falta que llueva mucho. Si aquí caen cuatro gotas y ya tenemos que ir andando», bromea José Pablo Bueno, vecino de la zona.

En el Cerro de Reyes los mayores problemas se dan en la avenida Pablo Neruda y en Ciudad Jardín en varias calles que están en cuesta.

Zonas afectadas

Urbanización Guadiana: son habituales las balsas de agua en la avenida Federico Mayor Zaragoza y en la rotonda que une esta calle con el Puente Real.

Suerte de Saavedra: la avenida Antonio Hernández Gil suele inundarse cuando llueve.

San Roque: tiene varias zonas sensibles a las balsas de agua. La avenida Manuel Rojas Torres y Santo Cristo de la Paz entre otras.

Las Vaguadas: la rotonda de acceso a la carretera de Valverde sufre balsas. También el camino a la Banasta.

Cerro de Reyes: son habituales en la avenida Pablo Neruda.

Valdepasillas: las rotondas de Sinforiano Madroñero suelen inundarse y también tramos de José María Alcaraz y Alenda.

Ciudad Jardín: las balsas son habituales en la calle La Violeta.

El Progreso: en la carretera de Campomayor y en la plaza.

Otras vías: también es habitual en la Circunvalación Reina Sofía o en la carretera de Sevilla.

Fuente de la noticia: HOY

Inicia sesión para enviar comentarios

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?