Vuelve la afición a la repiona

Desde hace semanas recorre Extremadura para realizar exhibiciones y concursos en los que participan cientos de niños.

El campeón mundial Miguel Ángel Chávez ha puesto de moda el juego de la peonza.

La repiona ha regresado con fuerza a Badajoz. Tras muchos años casi ausente, los patios de colegio de la ciudad se han llenado durante las últimas semanas de un nuevo modelo de trompo -así lo llaman ahora- que está causando furor. Pero la nueva peonza no es ya de madera, sino que está fabricado en un material plástico que parece más resistente a los golpes.

El renacimiento de esta afición casi perdida tiene mucho que ver con Miguel Ángel Chávez Cinencio, un mexicano de 45 años que durante los últimos días no para de recorrer los principales parques de la ciudad para organizar concursos en los que se pone a prueba la habilidad de los niños.

Nacido en México D.F., este malabarista del trompo comenzó a practicar este juego cuando aún era un niño. Pero fue mucho después, con 20 años cumplidos, cuando empezó a dedicar tres horas diarias a entrenar. «Comencé a competir localmente en México y gané varios torneos básicos. A partir de ese momento empecé a tomar más calidad y destreza».

Su popularidad creció y un buen día puso sus ojos en él la empresa Trompos Cometa, que lo fichó para que compitiera con su equipo en los campeonatos que se celebraban en Costa Rica, Colombia, Nicaragua, El Salvador y otros países de Hispanoamérica.

Cuenta Miguel Ángel Chávez que eso le ha permitido viajar por toda América y también volar a Europa, donde tiene el encargo de recuperar un juego tradicional que en países como México sigue teniendo mucha aceptación. «La primera vez que estuve en España fuimos a un parque, pero estaba vacío. Alrededor había muchos edificios, pero no se veía ningún niño. Todo cambió cuando comenzamos a realizar las exhibiciones», cuenta.

En Badajoz también es frecuente escuchar a padres que bendicen el repión porque ha conseguido apartar de las videoconsolas y las tabletas a niños que llevaban años sin querer salir al parque. «Hace unos días me ha ocurrido con un chico que permanecía apartado. Le pregunté que por qué no se acercaba y me dijo que ninguno de los participantes era amigo suyo. Yo le dije que no importaba y cuando los demás vieron cómo tiraba el trompo, no paraban de preguntarle. A partir de ese día, tiene nuevos amigos».

Tres minutos sin caer

Miguel Ángel Chávez es consciente del poder de atracción del trompo, un sencillo juguete al que se le ha incorporado una punta giratoria para prolongar la duración del giro. «El normal aguanta unos 40 o 50 segundos, pero el que tiene doble rodamiento puede estar girando hasta tres minutos sin caer».

Eso permite realizar multitud de números que llevan nombres tan curiosos como 'el puente', 'el carrusel', 'el teleférico' o 'la serpiente'. «Para mí es sencillo este trabajo, básicamente consiste en pensar como un niño y divertirte con lo que haces. Me permite volver a ser niño otra vez».

Antes de viajar a España, este mexicano ha visitado países tan distintos como Hungría, Alemania e Inglaterra. Allí ha necesitado traductor, pero en su gira española se desenvuelve con soltura, lo mismo que le ocurre a Juan Espino, el otro mexicano especialista en trompos que lo acompaña en las exhibiciones que realizan estos días en Badajoz, Mérida, Cáceres, Don Benito y Villanueva de la Serena.

Feliz con lo que hace, Miguel Ángel Chávez tiene claro que cada uno debe hacer lo que mejor se le da. Y si en un principio pensó dedicar su vida a la arquitectura -dejó la carrera a medias porque la peonza le exigió dedicación plena-, ahora tiene claro que es el trompo lo que le permite vivir, conocer países y recuperar este juego tradicional. «A los niños les encanta lo que yo hago, pero en cada exhibición tengo que dejar que el trompo caiga al suelo alguna vez, porque si no piensan que puede estar trucado. Deben darse cuenta de que todos podemos fallar».

Estos últimos días, Chávez ha organizado exhibiciones en Las Vaguadas, Pardaleras, San Fernando y en la plaza de Conquistadores, pero todavía tiene pendientes varios campeonatos en los que repetirá sus mejores números antes de abandonar Extremadura.

Fuente de la noticia: HOY

Inicia sesión para enviar comentarios

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?